Viernes, 6 de Diciembre de 2019

Con temblor interno, Sergio Massa reúne a sus candidatos para la Gobernación

Darío Giustozzi, Felipe Solá, Francisco De Narváez, Mónica López y Jesús Cariglino estarán, todos juntos, en el distrito de Junín. El encuentro lo encabezará Sergio Massa y el objetivo pasa por transmitir un gesto de unión. En la previa, sin embargo, siguieron las riñas.

27-02-2015



Los cinco precandidatos a Gobernador de la provincia tendrán, este viernes, el anticipado encuentro en la localidad de Junín junto a la figura de Sergio Massa, el máximo referente del Frente Renovador que tratará de suavizar la tensión entre los potenciales retadores tras meses de idas y vueltas, reproches y toda clases de incertidumbres por posibles fichajes en el futuro cercano.

En la tierra de Mario Meoni, Intendente aliado del espacio, cantarán presente los diputados nacionales Darío Giustozzi, Felipe Solá y Francisco De Narváez.

El primero de esos tres es, quizá, el más desesperado por ganar lugar con vista a las elecciones de este año y a la vez uno de los que peor rinde en los sondeos de opinión e intención de voto, en algunos lejos de los dos dígitos y sin tener una estructura de apoyos demasiado fuerte. Solá juega con la carta de haber sido el Mandatario de la provincia por casi seis años -dos como interino y cuatro como titular-, mientras que De Narváez fue la incorporación más rutilante del massismo en este verano de déficit, por la cantidad de fugas que paralelamente fueron sufridas.

A estos tres actores hay que sumarla a Mónica López, diputada provincial de la fuerza y más conocida por ser la esposa de Alberto Roberti, que no sólo es otro legisladores nacional sino representante de la mesa sindical massista. Roberti es el líder de los trabajadores petroleros y su caída dentro de la federación que comanda, más los problemas de financiamiento por presuntas irregularidades en el manejo de los fondos para su obra social, sería la razón principal por la que apaña la postulación de su mujer.

Por último, también sobresale el Intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, otro personaje con intenciones de colocarse en la discusión.

La idea de Massa es poner paños fríos a las fricciones internas y cambiar la imagen camino a las elecciones de este año. Pero parece una tarea complicada, al menos considerando las chicanas y cruces que hubo en la previa: pese a que compartieron fórmula en 2011, De Narváez y López están enemistados en estos momentos y la segunda no hace ningún esfuerzo por ocultarlo.

La disputa comenzó cuando, a principios de 2013, ella abandonó Unión Celeste y Blanco para enrolarse junto a un ascendente Massa que, por esos días, no confirmaba qué haría en los comicios de medio término. La historia es conocida y el tigrense no sólo jugó sino que tuvo entre sus rivales al "Colorado", quien tuvo su peor actuación ese año y, tras un tiempo de ostracismo, volvió a las primeras planas este verano.

Según López, De Narváez trabaja para "arrebatarle" dirigentes territoriales que respaldan su candidatura. "Eso no se hace, está mal pretender llevarse dirigentes que están apoyando mi candidatura. Ya tuviste tu momento", espetó la oriunda de Avellaneda en su cuenta oficial de Twitter, abriendo este eje de polémica horas antes del plenario que buscaba, justamente, un poco de calma.

"Lo único que queremos son tus cinco puntos que sacaste en 2013", arremetió la legisladora bonaerense contra un De Narváez que, por ahora, no contestó.
Regresar