Viernes, 6 de Diciembre de 2019

Scioli y Randazzo hicieron de Río Negro la vidriera política del fin de semana

El Gobernador bonaerense estuvo con Carlos Soria, hijo del fallecido ex Gobernador rionegrino e Intendente de General Roca, luego que este último compartiera actividades similares con Florencio Randazzo. Parecía que Soria jugaría para el ministro, pero concluyó la semana con elogios para Daniel Scioli. Interna del FpV al rojo vivo.

09-02-2015



Luego del paso de Florencio Randazzo por General Roca para presenciar la Fiesta Nacional de la Manzana y lo que parecía una alianza sellada, el Intendente de la localidad rionegrina también ponderó a Daniel Scioli, que hizo de las suyas por allí durante el último fin de semana también. Reafirmó su posición de "continuar el camino de la dirigencia justicialista" y mencionó que está reflejado "en dirigentes políticos de la talla de Daniel".

Y destacó su "convicción y seguridad" a la hora de hacer política en su carrera. "Si le toca conducir los destinos de la Argentina, lo va a hacer como lo hizo con todo en su vida: con esfuerzo, con mucho trabajo y con coraje", agregó Carlos Soria, hijo del homónimo fallecido ex Gobernador de Río Negro -asesinado en un confuso episodio, en manos de su esposa, a comienzos de 2012-.

"Fue uno de los primeros dirigentes nacionales que siempre se jugó por el Justicialismo y el Frente para la Victoria de Río Negro, viniendo cuando nadie se animó a venir por ser un territorio con mayoría de radicales", siguió el joven.

"Algunas de esas visitas fueron en el año 2003 y en el 2005, donde siempre fue muy bien recibido por mi padre, el ex Gobernador de esa provincia, y Miguel Ángel Pichetto", especificó.

Precisamente, no es casualidad que hubiera una mención para Pichetto, senador nacional, jefe del bloque oficialista en la Cámara Alta, conocido por sus intenciones de postularse para la Gobernación provincial y amigo personal de Scioli desde hace años. Tanto es así que, incluso antes de que Scioli tuviera los avales que registra actualmente, él ya apostaba a su candidatura y ordenó pintadas con la consigna que unía sus nombres en la provincia del sur.

Hasta ahora, estaba claro que Pichetto era el favorito indiscutido de Scioli para los rionegrinos.

Y si bien eso último no cambió, la irrupción de Soria en escena -con un apellido respetado a nivel local- genera cierto impacto puertas adentro. Está claro que el Jefe comunal guarda las mismas aspiraciones que el legislador nacional y el paso de Randazzo por General Roca no hizo más que ponerlo sobre manifiesto en las últimas horas.

Pero con una diferencia fundamental: donde Randazzo -ministro de Interior y Transporte y futuro retador en la interna presidencial del FpV- pide una aparente interna y apoya abiertamente a Soria, Scioli ahora reclama una especie de alianza estratégica entre los dos hombres del kirchnerismo. "Hoy Argentina necesita poner en lugar de la o la y. Pichetto y Soria, el interior y el Gran Buenos Aires, el campo y la industria, los empresarios y los trabajadores, Argentina y el mundo", aseguró en su propia visita a la Fiesta Nacional de la Manzana y encuentro con el Consejo Provincial del Partido Justicialista.
Regresar