Martes, 15 de Octubre de 2019

Randazzo se diferenció y salieron a cuestionarlo

El ministro de Interior y Transporte criticó la decisión de entronizarlo a Daniel Scioli como candidato presidencial y compartió un encuentro con Ernesto Sanz, con abrazo de por medio, en guiño sugestivo. Entre los primeros que salieron a cuestionarlo están Luis Delía y Carlos Zannini, con duras críticas.

02-11-2015



En las últimas horas el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, encendió una grieta en el seno del oficialismo con dos gestos que no pasaron desapercibidos. En primer lugar, el funcionario estuvo con Ernesto Sanz en Mendoza y hasta hubo un peculiar abrazo que trascendió a la prensa y, en segundo, criticó a la Casa Rosada.

"La Presidenta ha decidido que el candidato sea Daniel Scioli y los resultados están a la vista", lanzó.

Cabe recordar que Randazzo había planificado una postulación que quedó trunca cuando Daniel Scioli acordó con Carlos Zannini una fórmula conjunta que, de alguna manera, sepultó sus esperanzas. Hasta ese momento, el ministro era el favorito del kirchnerismo de paladar negro, mientras la figura del Gobernador bonaerense generaba cierto ruido, pero la historia no fue la misma después de eso.

Técnicamente, nadie le prohibió a Randazzo presentarse como candidato y competir en la interna del Frente para la Victoria, aunque es sabido que Cristina Fernández de Kirchner y sus hombres de confianza prefería que fuera por la Gobernación bonaerense, una apuesta más segura que -de haberse concretado- probablemente habría impedido el fiasco de Aníbal Fernández durante el 25 de octubre pasado.

Desde que rechazó tanto una como otra cosa, Randazzo pasó a un segundo plano y casi no militó por la candidatura de Scioli en estos cuatro meses.

Ahora vuelve a los primeros planos de la agenda con sus sugestivas afirmaciones, más el abrazo con Sanz en suelo mendocino, y empieza a mostrar sus verdaderas intenciones: especular con una eventual derrota de Scioli en el balotaje y colocarse en la carrera por pilotear la inevitable transición que el peronismo tendrá que caminar a partir de diciembre.

Las respuestas, sin embargo, no tardaron en llegar. "Judas. Randazzo con Sanz. Se acuerdan cuando dije que era una mal parido?empezó a construirse el nuevo Carriles argentino", escribió el dirigente social Luis Delía en su cuenta oficial de Twitter, reforzando las críticas que profirió entre junio y julio, cuando el titular de la cartera política quedó afuera de la discusión.

Pero no fue el único porque el antes citado Zannini, candidato a Vicepresidente del oficialismo, también fue duro con el todavía ministro de CFK. "Randazzo abandonó su carrera a la Presidencia cuando se enteró de que yo iba como candidato a Vice de Scioli. Ahí fue el momento en que decidió bajar su candidatura. Él quería ser ungido por la Presidenta", recalcó en diálogo con el canal de noticias C5N.

"Me parece que Randazzo está frustrado y especulando con una derrota del Frente para la Victoria", alertó el secretario de Legal y Técnica de la Nación.

"Es una especulación, el sabrá por qué lo hizo. Estoy sorprendido", concluyó.
Regresar