Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Más del ACV, algunas causas y consejos

En diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio, el doctor Enrique Cárdenas Sánchez dio nuevas claves sobre el mal que afecta cada vez a más gente, los riesgos, las posibilidades de recuperación y la prevención.

30-10-2015



"Nosotros hemos colocado el nombre de ataque cerebrovascular, por cuanto el accidente es algo fortuito, mientras que el ataque presupone que hay un agresor que es conocido y algo agredido. Acá hay factores de riesgo, que pueden ser las causas", explicó el doctor Enrique Cárdenas Sánchez, neurocirujano, neurointervencionista, director del curso ACV de la Sociedad Científica Argentina e impulsor de una ley especial que va a ser tratada en algunos meses.

"Entonces, en virtud de eso, sabemos que el ataque cerebral es cuando hay una arteria que se ocluye o una arteria se rompe. Cuando se ocluye, no le llega oxigeno a esa región, nuestro cerebro es como un mapa donde están todas esas regiones, y cuando se ocluye, esa función se altera, si se altera momentáneamente, se llama isquemia transitoria, porque fue súbita, y por cada minuto que se mantiene ocluida una arteria del cerebro, se mueren dos millones de neuronas. Es por ello que el tiempo es muy importante desde el momento en que empiezan los síntomas hasta el tratamiento. Y la otra forma, que es hemorrágica, es cuando una arteria se rompe por aneurisma o malformación, pero en ese caso tiene que venir por presión arterial", precisó el especialista.

"Cuando se sufre un proceso hemorrágico, el dolor es muy importante, los síntomas son más aparatosos, hay todo un cuadro que se desencadena, el dolor es mucho más importante y llamativo, y entonces eso está como más incorporado porque nuestra cultura está como más enfrascada. En el hemorrágico es tan grande el dolor, que es inmediato. En el isquémico, el ataque cerebrovascular, es la primera causa de discapacidad y una de las primeras causas de muerte. Y a veces lo dejamos pasar desapercibido", destacó.

"Yo siempre he dicho, los medios de comunicación son una gran ayuda, porque lo importante es que el público en general sepa que el ataque cerebrovascular se puede prevenir y, sobre todo, que tiene tratamiento. Es una enfermedad de compromiso familiar y de compromiso social, porque altera muchísimo", mencionó.

"Una persona que sufre un ataque, la parte afectiva se ve totalmente alterada, se ven obligados a dejar de trabajar, hay un atraso económico, tiene que instar a la rehabilitación y puede llegar a recuperar la totalidad y en algunos casos con limitaciones, pero se puede salvar de la muerte. Yo he cambiado un poco mi slogan, y digo "ACV no, ACV vida", porque si nosotros reconocemos el ACV podemos persistir con nuestra vida en buenas condiciones", siguió.

"El hecho de que nosotros tengamos arterias, cerebro y sangre indicaría que cualquiera puede tener un ataque desde la infancia a la edad adulta, teniendo en cuenta la edad. En la etapa media, están aquellos que hacen uso y desuso de algunas actividades diarias. Los que tienen alguna enfermedad como hipertensión arterial, que es la primera causa, o cardiopatía, son diabéticos, los que tienen alguna enfermedad propia de riesgo, entonces les recomendamos que se controlen médicamente. En cuanto a los niños, lo mismo. En la franja adulta, hay ataque cerebrovascular porque hay alguna cosa que no hacemos bien, primero la comida, la comida chatarra, y eso nos lleva a la obesidad, y las grasas se van también a las arterias, puede que no dejen pasar la sangre, y también el cigarrillo. Lo mismo sucede con los que consumen droga y los que tienen estrés", comentó.
Regresar