Martes, 15 de Octubre de 2019

Arruga a 6 años de su muerte el Cels reclamó Justicia y pidió que se castigue a policías

Al cumplirse 6 años de la muerte de Luciano Arruga, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) volvió a reclamar "verdad y justicia" en el caso, y sostuvo que "es imprescindible que se sancione a quienes detuvieron y torturaron" al joven días antes de su muerte.

31-01-2015



A través de un comunicado, el organismo presidido por el periodista Horacio Verbitsky exigió que "se dé finalmente una respuesta a la familia sobre las circunstancias de su muerte y las responsabilidades implicadas en su desaparición".

El comunicado del CELS se dio con motivo de cumplirse 6 años de la muerte de Arruga, hecho que se determinó recién en octubre del año pasado, cuando su cuerpo fue hallado enterrado como NN en el cementerio de la Chacarita. Hasta ese momento, el joven permanecía desaparecido.

"Hoy sabemos que, según consta en la causa judicial por su desaparición forzada, la noche del 31 de enero de 2009 fue impactado por un auto mientras cruzaba desesperado por el carril rápido de la Avenida General Paz, a la altura de Emilio Castro", recordó el CELS.

Según se indicó, "el primer testigo que llegó al lugar esa noche vio un patrullero de la Bonaerense en la colectora. Luciano fue trasladado por una ambulancia del SAME al hospital Santojanni, donde fue operado. Falleció a las 8 de la mañana del 1 de febrero de 2009".

El comunicado sostuvo que "no hay modo de reparar el tiempo que se perdió para encontrarlo y el daño que provocaron a la investigación las fiscales bonaerenses Roxana Castelli y Celia Cejas, y el juez Gustavo Banco".

El CELS sostuvo que "Luciano era hostigado de forma constante por la policía de la provincia de Buenos Aires" y que "padeció las detenciones, golpes y malos tratos habituales en las rutinas de la policía, favorecidas por las políticas de endurecimiento que promueve el gobierno provincial".

También se recordó que "el 22 de septiembre de 2008 había sido detenido ilegalmente por efectivos del destacamento de Lomas del Mirador durante más de ocho horas", y que "el sargento bonaerense Julio Diego Torales, junto a otros dos agentes aun no identificados, torturaron a Luciano con golpes, insultos y amenazas".

Luciano Arruga desapareció el 31 de enero de 2009 en Lomas del Mirador, localidad del partido de La Matanza. El joven tenía 16 años y vivía en el Barrio 12 de octubre. Según testigos, el día de su desaparición fue interceptado por un patrullero y trasladado a un destacamento policial dependiente de la Comisaría 8°.

El libro en el que se anotaba el ingreso de los detenidos fue adulterado y del nombre de Luciano no quedó registro. Un año antes, el joven había sido detenido y torturado en la misma comisaría, causa que continuó su curso judicial tras la desaparición del joven.

En febrero de 2014, después de que se cumplieran cuatro años, la causa, que estuvo caratulada como "averiguación de paradero" pasó a la justicia Federal y comenzó a investigarse como "desaparición forzada de persona".

En julio de 2014, los jueces de la Sala IV de Casación Penal hicieron lugar a un pedido de Hábeas Corpus y ordenaron profundizar la búsqueda. Como resultado de ello, el 17 de octubre el cuerpo de Arruga fue hallado a través del cotejo de sus huellas dactilares. Estaba enterrado como NN en el Cementerio de la Chacarita, presuntamente víctima de un accidente de tránsito, aunque la familia y los organismos de Derechos Humanos creen que el siniestro se produjo en circunstancias extrañas y exigen investigar a los policías que actuaban en el destacamento de Lomas del Mirador, acusados por haber torturado al joven en otra oportunidad.

Regresar