Martes, 15 de Octubre de 2019

El Evita también se para y sale a bancar a Scioli

"Será un Presidente fuerte, no de transición", presagió el senador provincial del FpV e integrante de la agrupación conducida por Fernando "Chino" Navarro, Eduardo Ancona. Nueva diferenciación por los dichos de Estela de Carlotto y un Daniel Scioli que sale fortalecido.

16-10-2015


El sector del Movimiento Evita, una de las agrupaciones que integra Unidos y Organizados y fiel a las filas del Gobierno nacional, salió a ponerse en sintonía con la candidatura presidencial de Daniel Scioli. Un nuevo gesto del movimiento conducido por Fernando Navarro, diputado provincial y jefe del bloque en la Cámara Baja.

En este caso, el que habla es Eduardo Ancona, senador provincial del Frente para la Victoria, decididamente alineado con la apuesta de su espacio para el 25 de octubre.

"Daniel Scioli no será un Presidente de transición, sino un Presidente fuerte", aseveró el legislador kirchnerista en las últimas horas.

"Scioli será un Presidente fuerte y tendrá gobernabilidad porque lo apoyan los sindicatos, los movimientos sociales y sobre todo el peronismo y todos estamos esperando que su Gobierno sea el mejor", aclaró en diálogo con el programa radial Operativo Retorno, zanjando una polémica que abrió Estela de Carlotto, cuando definió de esa manera a Scioli.

Sucede que la dirigente, histórica luchadora por los derechos humanos, había sostenido que el Gobernador bonaerense será un Presidente de transición a la espera que Cristina Fernández de Kirchner regrese en 2019, o, dicho de otro modo, que sería un puente para que la actual Primera Mandataria vuelva a las primeras planas dentro de cuatro años.

Eso señalaba la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, debilitando la postulación del propio Scioli y menguando su impronta frente a un kirchnerismo que, aun después de la sucesión presidencial, mantendrá resquicios de poder y tendrán la llave para condicionarlo tanto en el ámbito parlamentario como la Justicia y hasta los medios de comunicación. Este es uno de los fantasmas que acechan al aspirante, acaso el impedimento que tiene para aumentar su caudal respecto a las primarias -si llega a ganar en primera vuelta, no será por un hipotético 45 por ciento sino que dependerá del segundo para imponerse-.

En los días posteriores, varios dirigentes ligados a la Casa Rosada y otros del sindicalismo matizaron los dichos de Carlotto y, sin salirse de la línea del respeto, desautorizaron su voz. Cosa que también hizo el Mandatario provincial en primera persona, cuando negó que vaya a ser un Presidente de transición, siempre en caso de ganar, y que, por el contrario, estaba dispuesto a hacer las correcciones necesarias.

Lo mismo viene mostrando en apariciones recientes, junto a hombres como Juan Manuel Urtubey (Gobernador de Salta) o Miguel Bein (asesor económico), resistidos por el universo k de paladar negro.

Es todo un gesto que también el Movimiento Evita asuma este rol y muestre su acompañamiento de forma pronunciada.

Scioli puso el pie en el acelerado durante los últimos días y consiguió que la tropa siga alineada. En caso de ganar, tiene recursos para mantener ese armado y seguir construyendo.


Regresar