Sábado, 17 de Agosto de 2019

Durañona: "El río bajó completamente"

El intendente de la localidad bonaerense de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, aseguró esta mañana que en esa zona "el río bajó completamente" y que "quedan muy poquitas calles con un poco de agua", que está escurriendo.

14-08-2015


En ese escenario, consignó el jefe comunal, hoy se trabajaba "con el operativo de regreso a casa", con el foco puesto en "la parte sanitaria, de higiene, de limpieza y en el acompañamiento de la gente" para que se pueda recuperar "la normalidad" de esa ciudad "lo antes posible".

En ese marco, Durañona estimó que "para este mediodía" seguramente todos los habitantes de San Antonio de Areco que se encontraban evacuados o autoevacuados "ya habrán regresado a sus casas, y estarán laburando con la limpieza y el orden".

Así lo aseguró en declaraciones formuladas esta mañana a la Radio La Red, en las que sostuvo que "no existen garantías" de que no pueda volver a suceder lo mismo frente a un fenómeno meteorológico de las mismas características porque se trata de "un tema complejísimo".

De hecho, Durañona destacó las obras realizadas en el marco de "un plan hídrico" aprobado en el 2010, luego de la inundación sufrida en esa misma zona en el 2009 -a la que recordó como "la peor de los últimos tiempos"-, pero sostuvo que frente a los cambios en el clima ese plan "quedó viejo".

"Queda una última etapa que es una obra de retención aguas arriba que no se podía hacer antes de terminar estas primeras. En breve vamos a comenzar con estas obras. Pero tanto cambió el clima que el plan elaborado en 2010 quedó viejo porque estaba previsto para una recurrencia de tormenta que era mucho más laxa que esta", explicó el intendente de San Antonio de Areco.

En este sentido, postuló que "la cantidad de agua que cayó en este tiempo hace que ahora lo tengamos que actualizar" al referirse al plan hídrico diseñado cinco años atrás.

Por otro lado, el jefe comunal volvió a destacar el hecho de que se haya podido actuar "tempranamente" con la evacuación de los hogares merced a un "sistema de monitoreo de lluvias aguas arriba" que permite predecir "si el río va a crecer y cuánto".



Regresar