Miércoles, 17 de Julio de 2019

Violencia política en Hurlingham: Nueva embestida de Acuña contra el Partido Obrero

Ayer a las 19.30, un grupo de militantes pegaban carteles en la calle cuando fueron detenidos por la Policía Municipal, sin motivo aparente. Un episodio más que se suma a actitudes anteriores. Se acercan las primarias y la Municipalidad usa sus recursos -cámaras de seguridad, personal policial- para sofocar a la oposición. Lo narró Estela Ramazoti, precandidata a Intendenta local del Frente de Izquierda, a Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

26-06-2015



Además de los problemas en materia de gestión y las denuncias judiciales en su contra, la administración de Luis Acuña presenta una tercera característica controversial en el distrito: las campañas de difamación y focos de violencia política contra los espacios opositores camino a las elecciones locales. Las víctimas de sus embestidas, esta vez, fueron los hombres del Partido Obrero.

"Denunciamos un nuevo hecho de proscripción política al Partido Obrero. En el día 25 de junio, a las 19.30, la Policía impidió a militantes la colocación de un pasacalles en la intersección de cinco esquinas, que anunciaba la presencia del precandidato a Presidente Jorge Altamira el sábado 4 de julio en Hurlingham", fustigaron en un comunicado.

"Este hecho se suma al intento de detener a militantes del Partido Obrero e impedir que se desarrolle la pegatina de afiches, el día miércoles anterior y muestra que no es casual sino todo lo contrario, responde a una decisión política de impedir que el Partido Obrero y el Frente de Izquierda se expresen libremente y constituye un ataque a las libertades democráticas", criticaron.

"Una vez más queda en evidencia que las cámaras y la Policía son usadas para perseguir a los militantes y organizaciones populares", siguieron.

La precandidata a Intendenta de Hurlingham, Estela Ramazoti, profundizó en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio. "Viene la Policía Municipal para impedir que desarrollemos la campaña, se utilizan las cámaras precisamente para eso, para impedir que hagamos nuestra campaña", disparó esta mañana.

"Directamente te mandan a la Policía Municipal para impedir que hagas lo que estabas haciendo, nosotros somos el Frente de Izquierda, el Partido Obrero, y en este caso nos vemos impedidos de desarrollar nuestra campaña electoral porque cada vez que salimos tenemos problemas, como pasó otra vez, donde se llevaron detenidos a nuestros compañeros", agregó.

"Nos dijeron que no se puede pegatinar en Hurlingham y mucho menos en el centro. Y ayer, habíamos contratado a una empresa para poner dos pasacalles, y nos los hicieron bajar. No nos permitieron desarrollar la campaña. No nos permiten directamente. Y nosotros queremos denunciar esto porque los Gobiernos municipales, provinciales y el nacional tienen todos los medios; y esto, en nuestro caso, es directamente una proscripción política", continuó.

"Nosotros estuvimos hablando con los abogados de nuestro partido y vamos a analizar alguna acción legal, además de convocar una reunión con todas las fuerzas políticas para exigirle una reunión al Intendente y que se garanticen las libertades democráticas, el derecho de todos los partidos políticos a desarrollar su campaña electoral. Tenemos que desarrollar algo en común, sino todos las agrupaciones populares, lo hemos visto", narró.

"Los que hacen esto, los policías, nos dicen que tienen órdenes del Intendente", insistió.

Para el sábado 4 julio prevén una importante apuesta, con una cena-show en el club Independiente de Hurlingham, con números musicales y una comida a sólo 80 pesos para recaudar fondos. La idea es aprovechar la jornada para, junto a Jorge Altamira, charlar con los vecinos y profundizar las actividades de campaña antes de las primarias.
Regresar