Domingo, 15 de Diciembre de 2019

"De Narváez no creo que nos pueda amenazar en la Provincia"

El Intendente de Mar Chiquita, Jorge Paredi (FpV), se puso a tono con la postura del espacio y minimizó las posibilidades no sólo de Francisco De Narváez sino de un hipotético acuerdo opositor para las PASO de agosto, como propulsa el propio "Colorado" a nivel nacional y bonaerense. Mientras la oposición analiza sus cartas, el oficialismo confía en su poderío dentro de la provincia.

21-05-2015



Mientras Francisco De Narváez propone una interna común a todos los frentes en la Provincia de Buenos Aires, parte de la estrategia del massismo para persuadir a las filas del PRO-UCR-CC de aceptar una pulseada con Sergio Massa en las PASO nacionales, el Frente para la Victoria trata de desacreditar y salir a minimizar esa movida.

Casi todos los encuestadores coinciden que algo como eso, o que Massa bajara su postulación, sería complicado para el oficialismo.

Pero varios hombres del Frente para la Victoria pusieron el grito en el cielo y ningunearon la jugada que, de todos modos, parece lejano a esta altura del partido. "La oposición es una hoguera de vanidades, viven saltando, todos los días tenemos un compañero que vuelve; pero De Narváez no creo que nos pueda amenazar en la provincia", manifestó el Intendente de Mar Chiquita, Jorge Paredi.

"Hoy tenemos tres candidatos en la escena con posibilidad de ser Gobernador y tenemos que decidir entre los que estamos en este espacio qué candidato nos representa mejor", remarcó.

Algo parecido había opinado -esta misma semana- el Jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández. "No es un tema que a mí me preocupe, qué hace la oposición", mencionó.

"Pero no creo que suceda nada de eso. No tienen nada que ver el uno con el otro", aseguró.

Marco

La posibilidad de una gran confluencia es, en la actualidad, el tema de mayor conversación en provincia. En parte por la presión que el massismo ejerce sobre el PRO principalmente para que den el visto bueno y haya una suerte de repechaje en las primarias con el fin de fijar a un candidato único competitivo y hacer fuerza.

La premisa es que, si no, va a ganar el kirchnerismo porque el voto opositor será licuado por la fragmentación de las opciones electorales.

Una de las que postula esa teoría, por caso, es la diputada nacional Graciela Camaño. "Si no vamos a un acuerdo nacional va a ganar el kirchnerismo; si no vamos a un acuerdo, significa que Macri acordó con el Gobierno y tiene un pacto para mantener los negocios en que son socios, como el juego", toreó la legisladora y propuso, por su parte, un entendimiento que contemple "dos ejes programáticos fundamentales, el federalismo y la seguridad".

También aseveró que "políticamente es muy Mezquino Macri, porque, si no, que expliqué por qué insiste en dividir el voto opositor".

Y disparó: "Si ya tenemos acuerdos en muchas provincias, como por ejemplo en Salta, ¿por qué entonces en todo el país sí, pero para las candidaturas presidenciales no?".
Regresar