Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Dos Barones que se mueven y juegan al misterio

En una sorpresiva postal, el Intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, compartió un encuentro de trabajo con Mario Ishii, ex jefe comunal de José C. Paz y ahora senador bonaerense. Para las cámaras, fue una reunión de gestión. En términos políticos, abre un abanico de especulaciones.

18-05-2015



En el despacho de la Municipalidad local, el Intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, recibió a su amigo Mario Ishii, ex alcalde de José C. Paz y actual senador provincial de un monobloque denominado PJ-Néstor Kirchner, que connota filiación con el Frente para la Victoria pero -en los hechos- de zigzagueante relación con ese espacio.

Los dos caciques del Conurbano mantuvieron una "fructífera charla", indicaron tras el encuentro, que despertó todo tipo de suspicacia.

Según informaron formalmente, la reunión sirvió para trazar varios ejes en común y abordar cuestiones de gestión, especialmente en materia de salud, seguridad y vivienda. Aunque el convite llama la atención en medio del actual trasfondo político, signado por la salida de Cariglino del Frente Renovador, la fuerza que integraba desde 2013 y abandonó hace pocos menos de dos semanas.

"Ishii, por ejemplo, se destacó por haber combatido los problemas de José C. Paz y sacar a su distrito de la pobreza, mediante un agresivo plan que implicó un fuerte compromiso con la seguridad, la realización de extensas obras de infraestructura como cloacas, pavimento y cementerio", señaló un comunicado difundido horas después.

"Cariglino también realizó grandes obras de infraestructura y es el mentor y ejecutor del hospital pediátrico Claudio Zin, que se ha convertido en un centro de referencia a nivel provincial, estando en igualdad de condiciones de excelencia con el Sor María Ludovica de La Plata", apuntó el mismo documento, ignorando las incontables denuncias por casos de mala praxis en el distrito.

"Ambos compañeros de lucha y experimentados gestores, decidieron sentar las bases de un nuevo diálogo fructífero teniendo como objetivo el bienestar futuro de todos los bonaerenses", profundizó.

No obstante, la audiencia da más tela para cortar, especialmente porque no está claro el futuro político de ninguno.

En el caso de Cariglino, por ejemplo, una de las posibilidades que maneja es ponerse a trabajar con Gerónimo Venegas, conocido por ser el secretario general de la UATRE y titular del partido FE, un sello político que competiría -todavía sin candidatos definidos- en las elecciones de este año. Si no cierra con ninguna de las principales opciones, Jesús tiene la posibilidad de presentarse bajo ese paraguas.

Pero también son consabidas sus negociaciones con el PRO. Una de las últimas versiones sostiene que el malvinense trabajaría en la conformación de una "pata peronista" en suelo bonaerense, el punto más flojo para la tropa de Mauricio Macri, que dispone de estructura y armado voluminosos en los principales distritos del país, salvo la Provincia de Buenos Aires.

Ishii, por su cuenta, jamás rompió con el kirchnerismo oficialmente pero dio muestras de rebeldía en el último año y medio. Si no, recordar que el paceño entró a la Cámara Alta provincial con la boleta del FpV y finalmente, contra todos los pronósticos, decidió no integrarse a esa bancada para conformar el antes citado unibloque.

No está claro si Ishii abre un puente para que Cariglino regrese a las huestes oficialistas o, a la inversa, el primero inició las conversaciones para alejarse él y buscar nuevos rumbos. La foto de las últimas horas da para todo.
Regresar