Jueves, 18 de Julio de 2019

Alerta amarilla: aumentan los casos atendidos por golpe de calor en La Costa

Mientras el Servicio Meteorológico Nacional mantiene el alerta amarillo ante las altas temperaturas, en las guardias de la provincia se incrementaron en un 20 por ciento las consultas por golpe de calor, incluso en las localidades cerca del mar. En los hospitales móviles dispuestos por el ministerio de Salud y en la Unidad de Pronta Atención de Mar del Plata, por ejemplo, se atendieron más de 50 casos en los últimos cinco días.

12-01-2015



Por eso, el Gobierno provincial recomendó hidratación permanente, incluso si no se tiene sed, ropa liviana, evitar exponerse al sol de 10 a 16 y no hacer actividad física de alto impacto. "El llamado golpe de calor es la consecuencia más grave de la exposición prolongada a las altas temperaturas y puede ser muy severa en bebés, niños, ancianos y personas con enfermedades crónicas", explicó el ministro de Salud, Alejandro Collia.

El calor intenso durante varios días puede acarrear la pérdida de agua y sales esenciales para el organismo. Eso le pasó a Julián Almeida, un hombre de 40 años que llegó a la UPA de Mogotes ayer con fiebre, ganas de vomitar y la piel hirviendo. Contó que se sentía mareado y a punto de desvanecerse. Es que había salido a correr en pleno mediodía bajo un sol tremendo.

El calor extremo afecta a personas de cualquier edad, pero especialmente a ancianos y niños, que son los que menos compensan la pérdida de líquido por la transpiración y la orina. Los especialistas del ministerio de Salud de la Provincia dijeron que se les debe asegurar una adecuada hidratación y ofrecerles líquidos aunque no tengan sed.

Por su parte, el director provincial de Atención Primaria de la Salud, Luis Crovetto, destacó que las señales del golpe de calor varían de una persona a otra, pero suelen incluir "una temperatura corporal extremadamente elevada, por encima de 39.5°C, dolor de cabeza, náuseas, mareo y piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor). Además, el pulso y la respiración suelen ser más débiles".

Frente a la aparición de estos signos, es importante no demorar la consulta médica. No obstante, y hasta tanto se produzca la asistencia médica, se puede enfriar a la persona afectada colocándola en una bañera con agua fría o bajo la ducha. Con respecto a los bebés, los expertos insistieron que durante estos días de calor hay que ofrecerle el pecho con más frecuencia que la habitual y a los niños en general hay que ofrecerles bebidas, sobre todo agua, en forma constante.

Medidas para evitar el golpe de calor:

- Evitar la exposición al sol desde las 11 de la mañana hasta las 16.
- Tomar agua en forma frecuente todo el día, aun si no se tiene sed.
- Evitar comidas abundantes. Preferir alimentos frescos, frutas y verduras.
- Evitar las bebidas alcohólicas, azucaradas y las infusiones calientes.
- Usar ropa suelta, de materiales livianos, porosos y de colores claros.
- No realizar ejercicios físicos en ambientes calurosos. Tomar líquido antes de comenzar cualquier actividad al aire libre.
- Protegerse del sol poniéndose un sombrero o utilizando sombrilla.
- Usar cremas de protección solar factor 30 o más.
- Mantener el aire acondicionado entre los 23 y 25 grados.

Regresar