Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Paritaria municipal: Intendentes se juntarán con Gabriel Mariotto y quieren careo con los sindicatos

Desde la FAM bonaerense, Alberto Descalzo asegura que habrá un nuevo encuentro con el titular del Senado -donde el proyecto espera su tratamiento- y prevé también reuniones con las federaciones de gremios municipales. La idea es afinar criterios y que la propuesta salga con algunos cambios.

03-11-2014



El titular de la Federación Argentina de Municipios bonaerense, Alberto Descalzo, no negó los puntos de disidencia con el proyecto que modifica el estatuto de los empleados municipales y, entre otras cosas, formaliza el mecanismo de paritarias, limita los contratos temporarios, equipara los sueldos con el Salario Mínimo, Vital y Móvil y regula las relaciones laborales entre patrón y trabajador. Pero confía en que reunirá los consensos necesarios para salir, no sin modificaciones esenciales.

Si bien el también Intendente de Ituzaingó no desconoce esos aspectos centrales, también exige que los lineamientos de la iniciativa "cumplan con el reciente fallo de la Corte Suprema", que declaró inconstitucionales 66 de los 110 artículos incluidos en la actual legislación. "Debe estar dentro del marco y respeto a la Justicia", sintetizó el Jefe comunal de zona oeste.

La idea es sólo sugerida a media lengua, pero está claro que la liga de intendentes no tolerará una ley que cambie radicalmente la actual regulación laboral. Y cuando exigen que esté ajustada a lo recientemente dispuesto por la Corte Suprema bonaerense, no es más que una amenaza, implícita, de judicializar el conflicto si -efectivamente- no quedan satisfechos con la nueva normativa.

Pero, en sintonía con lo anterior, el propio Descalzo admitió que no desconocen la necesidad de incorporar las paritarias a la discusión anual, viejo reclamo de los sindicatos municipales, cuyos conducidos están entre los peores remunerados dentro de la administración pública.

Descalzo también confirmó que, en los próximos días, volverán a juntarse con el titular del Senado provincial, Gabriel Mariotto, para debatir estas diferencias. Sucede que la propuesta recibió media sanción de la Cámara de Diputados a comienzos de octubre, giró a la Cámara Alta y allí comenzó a ser analizada por las comisiones correspondientes, donde aguarda su aprobación definitiva.

Cabe recordar que un grupo de alcaldes, con Descalzo a la cabeza, viene de un encuentro con Mariotto, Horacio González -su par en la Cámara Baja- y legisladores de distintas fuerzas.

Pero a fines de la semana pasada, en tanto, el Vicegobernador de la provincia sentó en su mesa a Rubén García, líder de la federación municipal FESIMUBO, y el diputado provincial Hernán Doval, autor del proyecto de marras. Allí el segundo de Daniel Scioli prometió no sólo que el cuerpo alto dará luz verde a mediados de noviembre -aunque con cambios en el articulado- sino que hará gestiones para que en esa misma jornada, además, la propuesta gire a Diputados nuevamente y sea convalidada en una sesión conjunta.

La idea sería evitar que el texto sea aprobado en el Senado pero quede dormido en el otro lateral del edificio por varios meses. Eso vendría a colación por los cambios que preparan los senadores.

Entre ahora y ese momento hará falta, entonces, que los intendentes terminen de definir los cambios y que estos reciban el beneplácito de los gremios. FESIMUBO anunció la discusión del proyecto otra vez puertas adentro para agilizar el trámite, a la espera de que sus bases den el visto bueno y, por fin, haya pista libre.

Y, según precisó Descalzo, sigue pendiente un careo entre las autoridades municipales y la conducción gremial con la idea de pasar en limpio los desacuerdos. Ahí también estarían representados los popes de la FTSMPBA, la otra federación de sindicatos municipales que, a fines de septiembre, hicieron visibles sus planteos contra la iniciativa de Doval.


Regresar