Miércoles, 17 de Julio de 2019

Para la CICOP en Provincia y se suman al pedido de un bono

El sindicato bonaerense de los médicos paraliza la actividad hospitalaria por segunda vez esta semana. Reclaman el plus, en conjunto con la CTA disidente, y harán una movilización en el centro porteño este jueves a las 16.00. Más reclamos del sector público.

20-11-2014



Este jueves, por segunda vez en la semana, el gremio de médicos bonaerenses hará un paro en los 78 hospitales públicos de la provincia para retomar una serie de reclamos tanto contra la Gobernación de Daniel Scioli como, paralelamente, las autoridades nacionales. Es en simultáneo con la jornada de lucha que propone la CTA Autónoma conducida por Pablo Micheli, quien exige -entre otras cosas- un bono especial en diciembre.

El plus salarial, que pide casi toda la administración pública, sería para amortiguar los efectos indeseados de la inflación en los últimos meses. Pero la CICOP además reclama la reapertura de paritarias y la posibilidad de negociar incrementos de sus sueldos en este último tramo del año por esa misma razón, el avance de los precios frente a los aumentos concedidos en el mes de marzo, que consideran insuficientes.

También solicitan la incorporación de nuevo personal en los nosocomios y centros de atención como, además, medidas contra la precarización laboral.

Cabe recordar que el sindicato había realizado una huelga durante el martes de esta semana, en ese caso por las dos muertes ocurridas en el hospital Posadas, un caso que conmovió a la opinión pública. Un camillero del establecimiento perdió la vida mientras trataba de rescatar a un paciente psiquiátrico que amagaba con tirarse al vacío, desde el séptimo piso.

La CICOP lanzó duras críticas contra el funcionamiento del lugar, incluyendo el sinsentido de que el sector psiquiátrico esté ubicado en el séptimo piso y no en la planta baja como correspondería por lógica, y la situación laboral de sus trabajadores. Denunciaban que el 70 por ciento de los empleados no están en la planta permanente, sino contratados, en algunos casos desde hace más de 20 años.

Indudablemente, la relación de Gobierno provincial con la representación gremial del sector público no pasa su mejor momento. Son conflictos que vienen de todo el año pero ahora, cuando falta poco para que termine y quedan varios meses hasta que las negociaciones salariales sean reabiertas, el enojo es más grande que nunca.

Por caso, los maestros del Frente Gremial Docente, especialmente los gigantes SUTEBA y la FEB, realizaron dos nuevos paros durante la última semana. El sector volvió a dejar las aulas vacías los días martes y miércoles no sólo para que Daniel Scioli convoque a paritarias y aplique mejoras salariales ahora, en lugar de esperar hasta principios de 2015, sino pedir también un adicional en el último mes del año y mayores fondos destinados a educación en el Presupuesto del año próximo.

ATE también viene de parar el miércoles de la semana pasada, con una batería de demandas similar.

La provincia, por su parte, promete que la paritaria será reabierta en diciembre, dos meses antes de lo habitual. El inicio de la negociación estaba supeditado a la aprobación, precisamente, de la ley de leyes.
Regresar